Crear una cultura de mejores prácticas ambientales

Si se inicia con la idea de que la sustentabilidad ambiental puede promover la innovación y encaminar a las empresas a tener mejores prácticas ambientales y de esta forma ahorrar dinero, descubrir nuevos modelos de negocio e identificar nuevos productos y servicios podemos seguir avanzando en la lectura de este artículo, de otra forma será una pérdida de tiempo. 

La sustentabilidad se puede comenzar a impulsar en una organización desde diversas facetas, pero es esencial que alta dirección verdaderamente apoye esta idea y la mejor forma de hacerlo es creando un comité que tenga el respaldo de dirección para comenzar con los cambios que, poco a poco, se van a ir teniendo.

Un comité es una estrategia eficaz para integrar la sustentabilidad de forma más profunda en su organización es identificar embajadores, que son empleados comprometidos que pueden ayudar a impulsar nuevas iniciativas de responsabilidad ambiental empresarial, por lo que es importante identificar y capacitar a los equipos verdes.

Identificar a los embajadores verdes se puede realizar por medio de una convocatoria a toda la organización donde se invite al personal de cualquier área y nivel que participe de forma voluntaria o por medio de una invitación directa a gente que vemos con el ánimo o las ganas de implementar una mejor actuación ambiental de la empresa.

Identificar a los empleados con una pasión o con un interés genuino por la sustentabilidad ambiental y darles la posibilidad de pasar a la acción por medio de capacitación es una tarea que requiere más que solo una sesión enfrente de la computadora diseñando un cartel.

Una vez que se encuentre formado el comité es importante se capacitación para focalizar sus esfuerzos sobre acciones que permitan generar resultados tangibles en corto tiempo y que al mismo momento permitan ir cumpliendo los objetivos anuales que tienen la empresa en términos de disminuir costos de operación, ya que de esto depende que los siguientes proyectos sean apoyados por dirección.

La visión de conjunto y el compromiso es crítico, deben motivarse, capacitarse y sobre todo trabajar en grupos de mejora continua (equipos verdes) para que los proyectos seleccionados sean abordados por un grupo interdisciplinario con diversas áreas para que verdaderamente sea un cambio en un proceso que impacta a muchas personas con la mira en “mejores prácticas ambientales” y esta acción toma más de 15 días, así que mucha paciencia si queremos hablar de “sustentabilidad empresarial real” y no solo desplegados bien intencionados en periódicos hablando de lo “verde” que son sus operaciones.

Una de las actividades clave para comprometer a los equipos verdes es hacer una pregunta basada en valores, esto nos lleva a transitar hacia la parte más sensible e íntima de los empleados y es ahí donde debemos empezar a sensibilizar, en esto radica el éxito o no de una estrategia de sensibilización ambiental empresarial, una pregunta podría ser ¿Tu papel es importante o tu actitud lo es? Si es que se va a abordar el tema de impresión responsable.

Hacer visible la responsabilidad ambiental empresarial

Para amplificar el impacto y a su vez el respaldo de la estrategia ambiental empresarial es necesario que se cuente con el apoyo de la organización, y una forma de hacer esto es dándola a conocer interna y externamente, el adoptar un logo y un slogan para poner de relieve las historias de éxito son un camino probado y exitoso.

Una estrategia de comunicación ambiental empresarial debe aspirar al cambio en las creencias y actitudes de la gente en la que queremos influir para que exista una modificación en su comportamiento para lograr que las mejores prácticas ambientales permeen en la vida cotidiana de los empleados, tanto dentro como fuera de la organización y verdaderamente impacten y no solo sean buenas intenciones sin ningún respaldo real.

A continuación, se mencionan algunos caminos para hacer que la sustentabilidad ambiental sea más tangible y visible:

  • Lanzar un reto de impresión responsable o sobre uso eficiente de energía o sobre separación de residuos y promocionar con premios la creación de equipos verdes con el fin de obtener participación y así resaltar los casos de éxito que se van a ir creando con esta actividad.
  • eventos para las familias de los empleados, con la participación cónyuges e hijos para aumentar el impacto
  • semillas verdes (niños de los empleados), que son acciones que hacen los papás y los hijos con relación a la sustentabilidad ambiental (por supuesto que va más allá de solo plantar un par de árboles una vez al año en la campaña de reforestación)
  • hacer concursos internos sobre mejores prácticas ambientales y destinar un dinero para la implementación de las mismas, y de esta forma hacer un reconocimiento real a los campeones verdes
  • Usar la naturaleza para despertar la creatividad y hacer retos para que las familias lo hagan el fin de semana

Como conclusión se puede decir que la sustentabilidad es un elemento clave para consolidar la responsabilidad empresarial y una forma de comprometer a los empleados es ofrecer un propósito significativo y estratégico de desarrollo profesional y personal en la empresa, de esta forma se tiene una manera congruente de conectar su propósito de vida con los valores de la organización que se refleje en el trabajo del día a día, y puede convertirse así la responsabilidad ambiental empresarial en una ventaja competitiva, que brinde valor a los empleados, a todos sus grupos de interés y por ende a la sociedad en su conjunto.

Si tienes alguna duda, sugerencia o quieres que se aborde un tema enfocado a la responsabilidad ambiental empresarial, por favor escríbenos consultoria@oficinaverde.org.mx también nos puedes seguir en Facebook y Twitter como OficinaVerdeMX y en Linkedin como company/Oficina-Verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *