Eco eficiencia en la industria química y farmacéutica

Las acciones prácticas de eco eficiencia se refieren a formas de trabajo novedosas analizadas bajo el uso de nuevos productos, maquinarias y procesos que incorporan la idea de eficiencia operacional junto con la premisa de reducir el impacto ambiental negativo a través de cambios en los hábitos de trabajo de la organización (procesos y actividades).

 

Las acciones prácticas de eco eficiencia están orientadas específicamente a la:

 

  • Reducción del uso de recursos naturales (agua, energía, materias primas y combustibles)
  • Mejora en la eficiencia del uso de dichos recursos
  • Gestión adecuada de residuos

 

Con estas acciones de eco eficiencia se logra un mayor grado de cumplimiento de la legislación ambiental junto con una reducción de costos y por lo tanto una mejora en la competitividad de la empresa.

 

Se trata de acciones útiles por su simplicidad y bajo costo, sin embargo, su aplicación requiere ante todo cambios en la actitud de las personas y en la forma de hacer las actividades cotidianas, estas acciones se dividen en 5 apartados:

 

  • Uso eficiente de energía
  • Uso eficiente de agua
  • Operaciones eco eficientes y compras con menor impacto ambiental
  • Disminución en la generación de residuos, vertidos y emisiones
  • Sensibilización ambiental con enfoque empresarial

 

A continuación se sugieren algunas acciones prácticas de eco eficiencia que pueda implantar en la actividad cotidiana de su organización.

 

Uso eficiente de energía:

 

  • Cuando sea viable, emplear materiales absorbentes en la limpieza de derrames de productos químicos
  • Instalar circuitos de refrigeración cerrados
  • Realizar auditorías del sistema eléctrico para optimizar el consumo
  • Utilizar calentadores solares en aquellas instalaciones donde se emplee agua caliente
  • Registrar los consumos eléctricos de la maquinaria y equipo por zonas para poder establecer objetivos de reducción
  • Establecer un plan de mantenimiento periódico de la maquinaria para ahorrar energía y mejorar la calidad en la fabricación
  • Instalar, siempre que sea posible, dispositivos basados en energías renovables (pequeños aerogeneradores, placas fotovoltaicas)
  • Actualizar los procedimientos y procesos con relación a las nuevas tecnologías de productos y maquinarias para usar menos energía
  • Optimizar los procesos para evitar pérdidas de calor y aprovechar al máximo el combustible
  • Controlar las fugas de vapor o aire comprimido en los equipo ya que la disminución de presión aumenta el consumo de energía
  • Reducir el consumo de aire acondicionado mediante el aislamiento térmico de puertas y ventanas
  • Establecer un plan de mantenimiento periódico del sistema de aire acondicionado (ductos, líquido refrigerante, filtros de aire)
  • Reducir el consumo de aire acondicionado mediante aislamiento de puertas y ventanas
  • Aprovechar al máximo la iluminación natural mediante domos
  • Sustituir dispositivos de alumbrado incandescente por sistemas basados en tubos fluorescentes o lámparas de bajo consumo
  • Instalar interruptores con temporizador en zonas de servicios o áreas poco transitadas
  • Evitar apagar y encender con frecuencia los tubos fluorescentes, debido a que su mayor consumo de energía se produce en el encendido
  • Instalar interruptores con temporizador en los sanitarios
  • Establecer un plan de limpieza periódica a los sistemas de iluminación para que no existan obstáculos que disminuyan la intensidad lumínica
  • No apagar ni encender con frecuencia los tubos fluorescentes, debido a que su mayor consumo de energía se produce en el encendido.
  • Asegurar que los niveles de iluminación son los adecuados, en México se tiene una normatividad para considerar cambios o nuevas construcciones
  • Instalar temporizadores y/o detectores de presencia que activen o desactiven la energía en pasillos, escaleras de emergencia y ascensores
  • Utilizar equipos de cómputo con el sello “Energy Star” y configurar el modo de “ahorro de energía”
  • Configurar el protector de pantallas en modo “pantalla en negro” ya que además de ahorrar energía se evita el desgaste del equipo

 

Uso eficiente de agua:

 

  • Automatizar la limpieza de equipo, ya que este tipo de mecanismos reduce el agua consumida
  • Emplear agua a presión o barredoras mecánicas para las operaciones de limpieza de las instalaciones
  • Utilizar productos absorbentes en lugar de agua para la recogida de derrames de aceite y otros lubricantes
  • Instalar llaves con temporizador o con badajo (campanilla) de forma que no exista la posibilidad de que se queden abiertas
  • Emplear tecnologías y procesos de producción ahorradores de agua
  • Limpiar las zonas de almacén asfaltadas mediante barredoras mecánicas para ahorrar agua en la limpieza
  • Instalar en los servicios sanitarios dispositivos limitadores de presión y difusores que permiten una limpieza correcta pero con menor uso de agua
  • En WC utilizar sanitarios con sistemas duales (descarga sólida y líquida)
  • Dosificar el agua de limpieza, reutilizándola cuando sea posible
  • Controlar de forma periódica el consumo de agua por zonas, mediante la instalación de contadores secundarios
  • Actualizar los procedimientos y procesos con relación a las nuevas tecnologías de productos y maquinarias para usar menos agua
  • Tener instructivos o procedimientos con el fin de estandarizar las operaciones de limpieza
  • Establecer un plan de mantenimiento donde se revisan periódicamente las instalaciones hidrosanitarias para detectar fugas ocultas
  • Sustituir el WC por uno de menor capacidad y que cumpla la normalización vigente en México.
  • La utilización de los líquidos de limpieza se realizara en las cantidades mínimas recomendadas por el fabricante

 

Operaciones eco eficientes y compras con menor impacto ambiental:

 

  • Usar materiales y productos que no sean de un solo uso
  • Establecer una metodología de almacenamiento y extracción cuando exista caducidad en la materia prima, evitando así que se conviertan en residuos
  • Mezclar, cuando se pueda, plástico triturado procedente de rechazos del final del proceso con materia prima para obtener material base
  • Proporcionar formación ambiental al personal del departamento de compras, así se evitará la adquisición de productos nocivos para el ambiente
  • Elegir materiales, productos y proveedores que cumplan con alguna certificación ambiental
  • Conocer el significado de las distintas etiquetas y certificaciones ecológicas
  • Asegurarse de que los productos químicos que se emplean en la limpieza de las instalaciones poseen una certificación de baja agresividad ambiental
  • Procurar la compra de productos a granel y con el menos volumen posible de envolturas y empaques
  • Acordar con los proveedores la reducción de envases y embalajes o la utilización de retornables
  • Establecer procedimientos y controles para minimizar la cantidad de desperdicio de materia prima
  • Establecer en el plan de mantenimiento la calibración periódica de la maquinaria para mejorar la productividad y evitar el desperdicio
  • Revisar los procedimientos para usar los productos químicos teniendo en cuenta las indicaciones de dosificación del fabricante
  • Procurar utilizar, siempre que sea posible, envases fabricados con materiales reciclados, reciclables y/o biodegradables
  • Evitar al máximo comprar los productos envasados con muchos empaques y embalajes
  • Comprar papel ecológico para impresión, en México se tiene una normatividad que se refiere a este punto por lo que es relativamente fácil encontrarlo
  • Fomentar la utilización de material de oficina que se pueda reciclar
  • Estudiar si la cantidad de papel empleada para folletos y publicidad es adecuada
  • Los productos químicos que se emplean en la limpieza deben ser libres de fosfatos y de cloro

 

Disminución en la generación de residuos, vertidos y emisiones:

 

  • Cumplir los requisitos de almacenamiento de cada material para conservar al máximo su calidad y evitar riesgos de contaminación por derrame o evaporación
  • Recuperar las partículas de los proceso de trituración para evitar que sean inhaladas
  • Sustituir en el proceso de desengrase y fosfatado el uso de disolventes organocalorados, ya que contaminan por evaporación. Las alternativas son los procesos de fosfatacion y la limpieza de base acuosa
  • Recuperar el evaporado de disolventes a través de campanas extractoras y si es posible reutilizarlo o bien hacerlo recircular a caderas como aire de combustión enriquecido
  • Crear un inventario de cantidades, periodicidad, tipología, destino y costo de los distintos residuos para poder fijar objetivos de reducción por sectores
  • Gestionar los residuos de forma que se facilite su recuperación, almacenándolos por separado y bien identificados
  • Realizar revisiones periódicas de los tanques de combustible para evitar pérdidas.
  • Realizar análisis de riesgos ambientales para prevenir impactos debido a incendios, vertidos descontrolados, derrames, inundaciones, etc.
  • Realizar una separación selectiva de los residuos que se generan permitiendo una mejor gestión de los mismos
  • Instalar sistemas eléctricos para el secado de manos, en lugar del empleo de toallas de papel resulta en una disminución de los residuos generados
  • Evitar el exceso de envases y envoltorios debido a que esto aumenta el volumen de residuos
  • Emplear envases de un tamaño adecuado, fabricados con materiales reciclados, biodegradables y que puedan ser resurtidos
  • Negociar con los proveedores para que admitan la devolución de sus envases o embalajes (pallets, bandejas de cartón, madera, etc.) para su reutilización

 

Sensibilización ambiental con enfoque empresarial:

 

La sensibilización ambiental necesita desarrollarse sobre tres ideas:

 

  • Crear conciencia: Mejorar el conocimiento de la gente sobre un tema en particular o crear un nuevo conocimiento. Si lo que en realidad estamos buscando es el compromiso del público a favor de la responsabilidad ambiental, entonces un cambio en la actitud y en la conducta son objetivos mucho más apropiados.
  • Cambiar actitudes: La manera en que la gente piensa o se siente alrededor de un tema. Mientras que un cambio en la actitud puede ser un precursor al cambio de conducta, esto no la garantiza. Sin embargo, el cambio en actitud puede jugar un papel importante en preparar nuevas iniciativas.
  • Cambiar conductas: Influenciar las acciones y comportamientos de la gente en lo que concierne a un tema en específico. Es aquí donde deben concentrarse los esfuerzos si es que queremos alcanzar nuestras metas de responsabilidad ambiental. Sin embargo, esto implica un enfoque a largo plazo. En algunos casos puede pasar toda una generación antes de que los cambios surtan efecto.

 

“Cambio de actitud (lo que pienso) no es lo mismo que cambio de conducta (lo que hago)”

 

Asustar a la gente rara vez provoca que se comprometa

 

Investigaciones recientes han descubierto que “la gente está harta del mensaje desagradable de miedo”. El miedo debe de ser utilizado con gran precaución en las comunicaciones de responsabilidad ambiental. Hay evidencias de que el miedo por lo regular produce apatía, el sentimiento de que ya nada se puede hacer.

 

Además hacer que la gente se sienta culpable acerca de sus estilos de vida y sus hábitos de consumo han tenido un éxito limitado.

 

Retroalimentación

 

La comunicación ambiental también requiere de intercambio, de respuesta. Es muy necesaria porque es la que indica al emisor si el mensaje fue recibido, si fue bien interpretado, si se aceptó y utilizó. Una pequeña evaluación de 6 preguntas de opciones antes y después de la campaña será suficiente.

 

Realidades

 

Investigaciones demuestran que existen muchas estrategias para involucrar al público en la responsabilidad ambiental

 

  • Realidad 1: Enfocarse en un tema específico, por ejemplo: El reto del agua en ciudad de México

 

  • Realidad 2: El tema debe convencer al público. Información real basada en hechos y razones, nunca en voces de alarma

 

  • Realidad 3: Hágalo práctico. Acciones puntuales que se pueden realizar desde casa, oficina y actividad cotidiana

 

  • Realidad 4: Vincular con aspiraciones. Que encuentren la relación entre las acciones puntuales y los beneficios que obtendrán ya sea personales o familiares.

 

Campaña de sensibilización

 

A menudo, muchas empresas caen en el error de convertir su comunicación en algo unidireccional, donde los trabajadores son meros sujetos pasivos. Se confunde la comunicación con la información, la información es la simple transmisión de mensajes; para que exista comunicación se necesita una respuesta por parte del receptor.

 

Una campaña debe ser racional (para crear conciencia) y emotiva (para cambiar actitudes y conductas).

 

Qué queremos lograr:

  • Crear una conciencia sobre la importancia de …
  • Fomentar su uso eficiente y responsable de …
  • Incidir en la participación social para …
  • Generar nuevas actitudes y acciones a través de …

 

Cómo lo queremos lograr (Organizar la campaña de sensibilización)

 

  • Desarrollar un mensaje sencillo, indicando qué debe hacer y por qué
  • Tener un lenguaje claro dentro de un contexto empresarial en México
  • Definir los parámetros de seguimiento y evaluación de la campaña, como pueden ser encuestas, observación de actitudes, estadísticas, etc.
  • Considerar en el diseño de la campaña los medios de difusión
    • Intranet (consejos informados en JPG o PDF, boletines electrónicos internos, videos, lecturas breves adicionales, buzón de sugerencias, etc.)
    • Impresos (consejos informados en pizarrones de comunicación, trípticos, etc.)
    • Capacitación (conferencias, talleres, etc.)
    • Integración al interior de la empresa o con la familiar (rally, concursos, campeonatos, etc.)
  • Coordinar los recursos humanos y técnicos, asignando funciones y responsabilidades concretas para la elaboración de los materiales y la realización de las distintas etapas de la campaña.
  • Fijar un cronograma especificando las etapas citadas junto con los plazos máximos de realización y los responsables
  • Elegir una buena fecha para el lanzamiento, sin coincidir con fechas vacacionales o de gran presión laboral y aprovechando, a ser posible, algún evento puntual como el día del ambiente u otro significativo.