Sustentabilidad en 4 etapas

Es interesante observar la evolución de la sustentabilidad desde un punto de vista empresarial y holístico. A inicio de año diversas empresas transnacionales que vienen desde hace años trabajando en temas de sustentabilidad (Unilever, Nestle, DuPont, BASF, etc.) comparten sus prioridades y sus acciones para hacer su parte, pero ¿Cómo se aplica esto a los empleados, desarrollar el talento, mejorar la retención y sobre todo comprometer plenamente a toda la organización?

Y cuales son las 4 etapas

Una idea que ha sido desarrollada recientemente menciona que el éxito de la sustentabilidad en una organización se camina en 4 etapas que son:

En la etapa inicial o básica, un pequeño número de empleados voluntarios participan en actividades de Responsabilidad Social Empresarial con los objetivos de eficiencia y ahorro de costos.

En la etapa intermedia, un departamento de RSE gestiona actividades de sustentabilidad que promueven la eficiencia operativa interna, es en este momento que la sustentabilidad comienza a integrarse en las metas de la empresa.

La tercera etapa o de mejorar la cultura organizacional busca promover la salud, el bienestar y una actitud de compromiso y ser parte del cambio en los empleados, con una mayor integración de la sustentabilidad en el producto y en los procesos de la empresa.

Y en la última etapa, que es la etapa estratégica, la empresa mira hacia el exterior integrando las acciones de la organización con la comunidad, utilizando la sustentabilidad como la base de su modelo de negocio.

Más allá de concentrarse únicamente en los beneficios para la organización y sus empleados, la visión de las 4 etapas ofrece una perspectiva a más largo plazo para obtener un mayor impacto en diversos niveles de la organización y de la comunidad.

¿Cómo involucrar más a los empleados?

Se desarrolla todo el potencial y la participación de los empleados cuando el trabajo de la organización se alinea al núcleo de negocio y se encamina a la mejora continua y a la innovación. La sustentabilidad corporativa puede comenzar en la etapa básica o en la segunda etapa o creación del área de RSE e ir transitando lentamente, pero sus mayores beneficios ocurrirán cuando la mayoría de la empresa esté activamente involucrada en RSE, como ejemplo podemos tomar el caso éxito de FEMSA donde tienen una visión de incorporar a su personal en metas enfocadas al ahorro de energía y de agua, por acercarnos a un elemento muy tangible y muy sencillo de medir como son los temas ambientales, se iniciaron círculos de mejora continua y estrategias de sugerencia (no de quejas) lo cual motivó a ciertas personas que normalmente no se inmiscuyen en los cambios y se obtuvieron resultados valiosos, esa es solo una de las muchas estrategias derivadas en acciones prácticas que permiten ser exitosas a las empresas grandes, y bien resultaría el replicarlo en otras organizaciones con sus correspondientes adecuaciones.

 

Una pregunta que frecuentemente se nos hace es: ¿cómo aumentar el compromiso de los empleados? Y una respuesta válida, que no es la única, sería que las empresas deben vincular la sustentabilidad con la estrategia de negocio, los procesos operativos y las funciones de trabajo, involucrar a la gerencia intermedia y hacer que sea relevante para el empleado en su trabajo de día a día. Al hacerlo, los empleados estarán mejor capacitados para ver las posibilidades que existen y tomarán acciones que contribuyan al éxito general de la organización, sin importar si son verdaderos participantes en temas de sustentabilidad, pero la cultura de mejora continua a través de la sustentabilidad se está creando, y eso es lo importante.

Según un estudio que se realizó en Canadá se tiene una tasa de participación de los empleados del 70% en la tercera etapa o de mejora de cultura organizacional, esto puede parecer una meta ambiciosa, pero si no se aspira a tirar a la Luna, no se podrá comprometer a los empleados con visiones cortas y carentes de sentido para comprometerlos en cuerpo, mente y alma.

Valor compartido y comunidad

“Unirse es un principio, mantenerse juntos es progreso, trabajar juntos es éxito” Henry Ford.

El valor compartido se vuelve relevante porque se enfoca en el compromiso externo con la comunidad, la industria y otras partes interesadas”.

El objetivo es la sustentabilidad y el valor compartido, esto se entiende como la identificación de temas ambientales y sociales en los que la empresa puede hacer una contribución al generar beneficios empresariales, con resultados dirigidos a la innovación de negocios y la innovación de productos y eso es esencial, despertar todo el potencial de los empleados de la organización con la visión de generar bienestar e innovación para la comunidad, en beneficio de todos, y no solo para obtener estados financieros más sanos y hacer más dinero.

De esta forma se desdibujan los límites entre los empleados que trabajan para la empresa y los empleados que trabajan para la comunidad y así la salud y el bienestar de la comunidad están alineados con la salud y el bienestar del negocio.

 

Si tienes alguna duda, sugerencia o quieres que se aborde un tema enfocado a la responsabilidad ambiental empresarial, por favor escríbenos consultoria@oficinaverde.org.mx también nos puedes seguir en Facebook y Twitter como OficinaVerdeMX y en Linkedin como company/Oficina-Verde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *